la causa republicana.

Mientras que el nuevo centro de la república independiente de ikea, que los suecos han abierto hoy en Jérez, se atiborra de ávidos consumidores de háztelo tú mismo y explota a los pobres, al Borge no fuimos ni cien. La cita fue el pasado domingo 18.  Es verdad que el tiempo, como en las grandes tardes, no acompañó. Pero tampoco el Ayuntamiento que publicitó la iniciativa dispuso de los medios para convertir lo del guinness en un fiestón republicano. Sólo acudieron a la “prueba” media docena de músicos y no más de doscientos republicanos. Los del pueblo se quedaron en casa y comiendo callos en un bar del sitio. Así es que en la plaza de la Constitución, el alcalde del lugar colocó una mini bandera republicana que no pudo competir con la rojaygualda, y retirada al poco de acabar la entrega de las bandas a los distinguidos: Antonio Romero, José Barroso, alcalde de Puerto Real condenado por injurias a la corona y el periodista Carlos Tena. Pese a la difusión mediática que tuvo la cosa, ni una fiestecilla, ni una barra republicana, un algo  que diera alegría a los republicanos que celebramos cada 14A aquellos días de Libertad y Progreso. Por cierto se acaba de constituir una plataforma con esos mimbres, por si te interesa el tema. Pese a todo, y encajados en ese pellizco arrancado a la Axarquía malagueña, entre viñas y almendros, calles con el nombre del Ché y Alberti,  acudimos al acontecimiento y lo pasamos y cantamos bien. Los discursos, eso sí, estuvieron al nivel del acto, que insisto, pudo dar más de sí, si el alcalde hubiera dispuesto de más ingenio para el evento  y no  hubiese mezclado  la tricolor con la fiesta de la pasa, como él mismo explicó a sus  parroquianos justificando ante los monárquicos socialistas de la localidad, el empeño republicano. En fin, que te dejo este video y tú lo ves. Salud y República.

Anuncios

About this entry