EPÍLOGO

Foto: Andrés Ocaña saluda al coordinador local de IU, José L Gómez, tras el resultado.

Cuando Anguita se inventó Izquierda Unida, Convocatoria por Andalucía, las asambleas de la organización eran prácticamente abiertas a todo el mundo, incluidos los periodistas. Era el nacimiento de una estructura de origen ácrata, que el mismo Julio A. ha confesado alguna vez ser hijo de aquella cultura que tanto arraigo tuvo en la II República y que añora.
He asistido a muchas de aquellas “interminables”reuniones donde se discutía sin máscaras de casi todo lo humano y lo divino. Pero era demasiado para quienes luego se veían retratados en los papeles y publicados sus intereses, sus aspiraciones, sus inconfesables adhesiones.

De ahí que ayer la reunión del Consejo Local de IU, donde se decidía el nombre del sucesor de la EX, tuviera el guión escrito y a los periodistas, no solo se nos negó la entrada de otros tiempos, sino que se nos prohibieron las preguntas, costumbre que se está imponiendo en esta cultura autoritaria donde los medios ya somos agentes publicitarios, como han denunciado las Asociaciones de la prensa.

Foto: periodistas esperando para preguntar a los que se les leyó un comunicado sin preguntas

El coordinador local, leyó a trancas y barrancas dos folios escritos de antemano al cónclave, en los que criticando a la Ex de personalista y lo demás, instaba a Andrés Ocaña a que contara con la Organización a la hora de los nombramientos de cargos de confianza y concejales no electos.

No había en el texto ninguna apelación a la esperanza, a la ilusión, al cambio de rumbo ahora que Ella no está, que lo impedía, nada de poesía política tras el festival de Cosmpoética a la que no van. Así es que las intrigas quedaron despachadas en dos horas escasas de resignación.

¿Y a quién ponemos?, se preguntaban algunos de los presentes. Ella, la Ex, había formado un equipo oscuro para resplandecer con toda su luz ante los flashes que la acompañaron al abrazo de Griñán, y los del Consejo no encontraban alternativa posible para encarar el futuro con una pizca de alegría.

La misma Elena Cortés se descartó a sí misma , y ya como política profesional aludía a la unidad para no atreverse a la disidencia en un cargo que debe de acojonar mucho con tanto foco como conlleva y el pánico escénico debe de ser demasiado.

Apenas nadie osó levantar la voz al papel ya escrito por alguien de arriba, el que sopesó que no hay otra que mantener el tipo y dejar que Ocaña acabe el trabajo, y entregue la alcaldía al neocon de Nieto que ya tiene perfiladas cuales serán las áreas de su próximo gobierno municipal.

Foto: Un gráfico enfoca a Ocaña, mientras algunos del Consejo ven el partido, de fútbol.
Acabó la fumata blanca sin entusiasmo, sin optimismo, sin aliento, el mazazo de la Ex los ha dejado exánimes, exhaustos, les ha pillado a contramano, sin recambio, sin ideas, tristes y abatidos. Tal vez por eso no dejaron que hiciéramos preguntas, para que no afloraran las lágrimas de una tarde penosa, resignada a perder el último califato de la cristiandad, jubilado el Califa que se paseaba al otro lado del río, como si la vaina no fuera con él, que ya pasó su gloria y su esplendor y ha vuelto a la filosofía y al saber, a sus libros, sus escritos, sus conferencias tricolores, que éstos no han sabido mantener la Medina Azahara que construyó y han hecho ruinas de aquellos jardines y fuentes que enamoraron al mundo, político.
Se marchó pronto el califa jubilado y los demás que no esperaron al nuevo emir que llegó cuando el barça iba empatando con el Chelsea y los pocos que quedaron seguían más pendientes de la bota de Messi que de Ocaña que no competía con los azulgranas. A fin de cuentas, ya sabes que la pasión del fútbol, es más, mucho más que la que suscita la política. El fin del Califato está próximo. Ayer se firmaron las capitulaciones, todos daban por hecho que las cosas volverán a su sitio y la ciudad de derechas tendrá un alcalde de derechas. Los de IU, la EX y Griñán lo han conseguido.

Nota.-En el Psoe están muy contentos . Uno de sus militantes ha publicado en su blog una foto en la que se aprecia a Ocaña, con la Ex, las concejalas socialistas Inmaculada Durány Maria Angeles Luna, la concejalas de IU Rosa Candelario y Ana Moreno y la Delegada de Salud de la Junta María Isabel Baena, en una fiesta . La crónica que ilustra la foto la puedes leer aquí.

Anuncios

About this entry