LOS MISERABLES

Enciendo la tele y me encuentro con un poli de galones explicando algunos pormenores de la operación Marta del Castillo en directo. Antena 3, Telecinco y Canal Sur reproducen las declaraciones del agente.

Unos minutos más tarde, Antena 3 entrevista , en directo también, a un descerebrado que con su pastor alemán se ha hecho famoso como el rintintin de mi infancia, desafiando a los profesionales policiales, asegurando que él y su perro saben mucho más que los uniformados y que se ha perdido mucho tiempo en la investigación , que es clave, dice la presentadora, para el esclarecimiento del caso.

Ana Rosa Quintana se frota las manos y sus cuentas engordan cuando su productora , entrevista en franja de noche y día a una menor, novia del prenda que está acusado de matar a la joven sevillana. Leo que la audiencia del programa “rojo y negro” se dispara, y los anunciantes cuelgan sus productos ahí. Casi un 30% de share o cuota de pantalla. La niña va acompañada de su madre.

Ignoro cuanto le han pagado a la señora por mostrar en público a su niña a la que el presentador le pregunta si el fulano le ha pegado, donde, y cómo. El primer defensor del menor de España y sicólogo reputado,Javier Urra, aromatiza la basura y aprovecha los anuncios para reconducir al nota que interroga, acerca del hedor de sus sucias interpelaciones. La fiscal sevillana anuncia que investigará ese número del circo que se ha levantado aprovechando el dolor de una familia quebrada.

Chamizo, defensor del pueblo andaluz, dice que las condenas por supuestos graves han de cumplirse íntegras, pero ahora no es el momento de hablar de la cadena perpetua como van a pedir este sábado varios miles de espectadores que convocados por la tele saldrán a la calle a vociferar contra todo, a expresar su rabia contenida y a liberar la fiera que llevamos dentro.

Zapatero recibirá a la familia en la Moncloa y pondrá cara de póquer cuando los padres de la víctima le pidan que renuncie al espíritu constitucional de la reinserción, que se reforme el código penal y se instaure la cadena perpetua, al igual que lo solicitarán los del sábado, donde no faltarán las otras cadenas, las de televisión ,animando a los presentes a chillar en nombre de la justicia, reconvertida, cada día más en venganza.

Rajoy buscará también su minuto de gloria en la pantalla y escuchará los lamentos de los padres de la muchacha , prometiendo que endurecerá las leyes al máximo, si le queda partido limpio para concurrir a las elecciones, ahora que en el pp la pringue colma sus sedes y los apuestos comisionistas se defienden como pueden de la que les ha caído al revelarse la trama de dinero y poder que suma recomendaciones con la mordida.

Y así se va descomponiendo poco a poco el estado de derecho y se desmorona la civilización. Los medios alimentan a la fiera con sangre y espanto, la riegan de lágrimas digitales, la engordan de afligimiento y la voracidad se mantiene con especiales informativos, guardia civil, policías, militares, helicópteros, submarinistas, científicos, políticos, voluntarios, especialistas, periodistas, reporteros, tertulianos, vecinos, amigos, forenses, fotógrafos …contribuyen para que no pare el espectáculo que favorece a los negociantes del dolor y empobrece al resto de las personas que abandonan por unos días sus insomnios de penurias y despidos.

Como dice Jordi, un viejo amigo de la profesión, cada vez da más vergüenza reconocer que eres periodista. Un oficio que la tele y el dinero van degradando poco a poco, sosteniendo un montaje que celebra juicios e instrucciones paralelos, con aficionados y desinformados “expertos” en derecho y crimen.

En ese ruido , no se oye en la grada algún testimonio sereno que busque otras respuestas al suceso. Me preocupa la relajación moral de estos individuos que no se responsabilizan de sus hechos. De los que atropellan y salen huyendo, de los que se esconden y no dan la cara, de los que mienten y falsean , de los que tiran al estercolero a sus víctimas y las entierran , de los que se alejan de la condición humana moral, de los que desconocen el respeto y la dignidad. Me asusta la exclusión, el otro basurero al que mandamos a éstos que no observan las normas básicas de la convivencia.

Me inquietan las expulsiones, las deportaciones, los encarcelamientos, las persecuciones, y todo al ritmo vertiginoso que imponen los spots publicitarios. Lo peor es que esa relajación moral nos afecta a todos y todos vamos creando esos monstruos que se vuelven en nuestra contra.La fiera que llevamos dentro.

Anuncios

About this entry