EL MINISTRO MORATINOS ANUNCIA UNA CONFERENCIA CONTRA LA ISLAMOFOBIA EN CÓRDOBA

Dice el Ministro de Exteriores que” la intolerancia contra los musulmanes empieza a ser preocupante”. De ahí que haya anunciado una Conferencia Internacional en Córdoba para el segundo semestre del año sobre este tema. El anuncio lo hace en plena polémica acerca de la convivencia entre cristianos y musulmanes en la supuesta “ciudad de las tres culturas”. La carta del presidente de la Junta Islámica de España al Papa Benedicto XVI tiene la oportunidad del gesto que el pontífice tuvo orando en la Mezquita Azul de Estambul, que por cierto he conocido estos días y de la que en breve escribiré. En una sociedad mediática, de imágenes y símbolos, donde los titulares se consumen a gran velocidad y sustituyen la lectura de la noticia completa, los gestos cada vez son más importantes. Tal vez la foto de Mansur Escudero en la Mezquita fuera puramente mediática. Pero le dio la réplica a la del Papa en Turquía. Los gestos ahora son interpretados. En Izquierda Unida de Córdoba, su coordinador provincial, tachó de payasada la oración de Escudero en el Patio de los Naranjos y habló de circo. Unas expresiones muy desafortunadas en un irresponsable político que manifiestan una incuestionable falta de respeto hacia quien profesa el Islam. El circo, tal vez, tendría que aplicarlo a la esquizofrenia de su organización: mientras que el Coordinador General de IU , Gaspar Llamazares, le parecía legítima la petición al Papa, la alcaldesa de Córdoba Risa Aguilar dejaba bien claro que la Mezquita Ca te dral es patrimonio de la iglesia. El monumento, como bien se sabe es patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO hace ya muchos años. Pero lejos de sorprendernos, la primera edil mantiene sus posiciones más conservadoras ya reveladas y no duda en contradecir a sus propios dirigentes y aliarse con las tesis más reaccionarias y retrógradas que mantiene la Iglesia Católica. En el Psoe tienen otro estilo y su secretario provincial José Antonio Ruiz Almenara “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, y añadió que “no está bien que desde el púlpito se hable de política ni que desde la política se hable del cielo”. Y se quedó en paz, el hombre con Dios y consigo mismo en unas declaraciones de no solo gran calado político, sino histórico. El PP como Risa Aguilar. A este paso le gana las elecciones a la alcaldesa. Y la Iglesia? El obispo Asenjo, que no era el destinatario de la carta, contestó negativamente como era de esperar. Y el cura del responsable de la Delegación Diocesana de Ecumenismo y para el Diálogo Interreligioso, se ha posicionado en las mismas tesis. Ayer, sin más lejos el nuevo presidente del Cabildo Catedralicio y rector del Seminario cordobés, Manuel Pérez Moya, ha calificado de agresivo el rezo musulmán de Mansur Escudero en la Mezquita. Por cierto de este nuevo cargo, un lector del blog ha dejado un interesante comentario que destaco en esta misma página. La ciudad de las tres culturas de la alta Edad Media, es hoy el símbolo de todo lo contrario. La intolerancia y la falta de respeto presiden, como se observa, la vida social y política cordobesa. Tal vez por eso, el presidente Zapatero haya pensado que Sevilla puede ser sede de su apuesta por la Alianza de las Civilizaciones. Córdoba sigue en el furgón de cola de la historia contemporánea y vive melancólica del recuerdo de un pasado que es solo una campaña de marketing para que vivan las agencias de publicidad y otros propagandísticos más de la cosa.
foto 1: Mirhab, Mezquita de Córdoba.FJ González
foto 2: Mansur Escudero orando en el exterio de la Mezquita de Córdoba.Efe

OPINION LECTOR BLOG SOBRE NOMBRAMIENTOS IGLESIA EN CÓRDOBA Y CAJASUR
El nuevo presidente del Cabildo Catedralicio de Córdoba y rector del Seminario en Córdoba, Manuel Pérez Moya, es desde hoy nuevo ‘patrono’ de CajaSur, ocupando la vocalía que deja vacante con su jubilación en el consejo de administración de la caja cordobesa el que hasta la pasada semana fue el presidente de la misma, Juan Moreno. Ello se debe a que ha sido hoy, en un acto litúrgico celebrado en la Catedral cordobesa y presidido por el obispo de Córdoba, monseñor Juan José Asenjo, cuando Pérez Moya ha tomado posesión del cargo eclesiástico, para el que fue nombrado por Asenjo, de canónigo penitenciario de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, adquiriendo con ello, según establecen los estatutos de CajaSur, el derecho a representar al Cabildo Catedralicio de Córdoba en el consejo de dicha caja de ahorros.Del consejo de CajaSur forman parte, como vocales natos, los seis miembros del Cabildo Catedralicio que, en el ámbito de dicho órgano eclesiástico, acceden a la dignidad de canónigo deán de la Catedral o bien de canónigo lectoral, magistral, doctoral, arcediano o penitenciario, y que constituyen el llamado patronato eclesiástico fundacional de CajaSur, siendo los que ocupan tales cargos los llamados ‘patronos’ de la caja cordobesa.Ya están todos. Ni escogidos. Hanido poco a poco escalando hasta hacerse de los puestos. ¿ Alfredo Montes detrás de todo? Monseñor Martínez no los dejó y con Asenjo han llegado a donde pretendían. Los seis están escogidos: Por orden: Iceta, Cruz Conde, Santiago Gómez, Juan Moreno,Alfredo Montes y Juan Arias……..y ahora el Rector del Seminario: Pérez MoyaEl hasta ahora canónigo arcediano, Juan Moreno, quien hasta hace pocos días presidía el Cabildo Catedralicio y también CajaSur, puesto éste último en el que le sustituyó la pasada semana el canónigo deán de la Catedral, Santiago Gómez Sierra, ha sido hoy sustituido como arcediano por el nuevo vicario general de la Diócesis de Córdoba y uno de los actuales miembros del consejo de CajaSur, Mario Iceta, el cual ha dejado hoy de ser canónigo penitenciario, puesto éste último que, como ya se indicó al principio, ocupa, también desde hoy, Manuel Pérez Moya, convirtiéndose así de forma automática en nuevo vocal de la Iglesia en el consejo de CajaSur. A partir de ahora, por tanto, podrá asistir, como miembro de pleno derecho, a la siguiente reunión del consejo de CajaSur.Las tomas de posesión de Pérez Moya, como canónigo penitenciario, y de Mario Iceta, como canónigo arcediano, se sumaron hoy a la del nuevo arcipreste-responsable del culto de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, Manuel María Hinojosa Petit, quien, al igual que los dos anteriores, también fue nombrado por el obispo de Córdoba para el nuevo cargo eclesiástico del que hoy ha tomado posesión oficial.
Anuncios

About this entry