PONERTE EN EL LUGAR DEL OTRO.Tarjeta de Navidad

Si pudieras ponerte en el lugar del otro o de la otra,

si fueras capaz de introducirte en su corazón y sentir lo que él o ella siente,

si el violador sintiera el daño que sufre su víctima,

si el policía la humillación que provocan sus modales,

si el tironero el shock de la del bolso,

si el juez la pena del condenado,

si el carcelero la desolación del preso,

si el fuerte la impotencia del débil,

si el maltratador la indignidad de la golpeada,

si el poderoso la miseria del pobre,

si el soldado la tragedia que causan sus balas,

si el asesino el drama para las dos familias que mata,

si el activista el desgarro de los inocentes,

si fueras capaz de salir de tí y mirarte desde afuera,

si notarás la violencia de las voces , de las ordenes, de la obediencia debida,

si el chulo apreciara la desazón del sometido,

si el torturador la quiebra de la dignidad del torturado,

si el secuestrador el miedo del rehén,

si el hijo la inquietud de la madre,

si el irresponsable los efectos de sus desvaríos,

si el amante el dolor del cornudo,

si pudieras ponerte en el lugar del otro…..

Si pudieras sentir la empatía y salir de tu propio ombligo, de ese yo que te aísla y envilece,

si reconocieras de vez en cuando que también te equivocas y renunciaras a la altivez que te separa de los tuyos,

si escucharas más en vez de hablar para ti mismo,

si te enterneciera el llanto de un niño,

si lloraras como los que se ponen de luto,

si te acercaras a quien desconfías,

si trataras de entender que el otro también tiene razón,

si te fiaras más del corazón,

si te propusieras hacer feliz a quien tienes al lado,

si aprendieras que las cosas no son blancas o negras,

si no guardaras silencio y mantuvieras la complicidad de la injusticia,

si tu propia mezquindad no arruinara los sueños de tus hijos ,

si tu mente fuera más allá del bosque,

si dejaras de esperar de la vida porque es la vida la que espera de tí.

Si pudieras ponerte en el lugar del otro.

Si respetaras a quien no piensa como tú,

si le dejaras que se explicara,

si no hicieras montañas de los granos cotidianos ,

si resolvieras los problemas en vez de rodearlos,

si ayudaras al otro,

si decidieras de una vez poner tus planes en práctica,

si dejaras de pensar que quizás mañana,

si pudieras dejar que el pasado sea un museo y no un espejo permanente,

si el futuro es el beso que das hoy,

si creyeras en tí y dejaras de compadecerte y recrearte en tu dolor, en tu mala suerte ,

si dejaras de hacerte la víctima ,

si levantaras la vista más allá de las gélidas rejas y dejaras atrás tanta basura como acumulas,

si aún creyeras en los reyes magos ,

si te importara la sonrisa de un niño y las lágrimas de un viejo ,

si aprovecharas el tiempo que se te agota,

si siguieras creyendo en el amor y en la bondad de los seres humanos,

si de verdad consiguieras ponerte en el lugar del otro…

¡LA NAVIDAD SEGUIRÍA TENIENDO SENTIDO!

foto: Dalla
nota. este texto escrito por mí, fue leído el pasado 22 de diciembre 06 al comienzo de un programa especial de a pulso

Anuncios

About this entry